Deriva360: transforma colillas en productos de diseño

Deriva360: transforma colillas en productos de diseño

Deriva360 nace en la ciudad de Barcelona, España, poniendo en marcha un proceso de reciclaje donde extraer el acetato de celulosa de las colillas, limpiarlas y desintoxicarlas y crear posteriormente filamentos para la impresión 3D.

Mar López, junto con cinco compañeros de clase, pensó en los residuos que más contaminaban en Barcelona, la ciudad donde viven, para transformarlos en algo diferente.

“Cada día se tiran más de seis millones de colillas al suelo aproximadamente: la mayor parte de estas acaba en el mar y cada colilla contamina entre 5 y 10 litros de agua. Además, teníamos claro que queríamos crear un producto tangible. Un producto bonito, de diseño. Empezamos a investigar sobre las gafas de sol y ahí aprendimos que muchas monturas de gafas están hechas de acetato de celulosa, mismo material con el que se han los filtros de las colillas. Este fue el momento en el que surgió la idea de crear Deriva360

Tal y como dice Mar López, ponerlo en marcha no ha sido lo más complicado. Lo difícil empieza ahora: la búsqueda de financiación como auténticos emprendedores. 

“Estamos hablando del desarrollo de un material nuevo y eso requiere tecnología y ayuda de expertos en la materia. Todavía no hemos recibido pero esperamos recibirla muy pronto”

El nombre de su empresa guarda la esencia de su objetivo: se llama Deriva haciendo referencia a las colillas a la deriva que hay en el mar, mientras que el número 360 hace relación a la economía circular. Quieren aprovechar el material 360 grados. Es decir, cuando un producto ha llegado al final de su vida útil,  aprovechar el material para hacer otro.

Productos sostenibles de diseño

Con sus propias manos y en colaboración con otras organizaciones han recogido más de 100.000 colillas, aunque el objetivo para finales de año es recoger un millón. Los cigarros se transformarán en diferentes productos sostenibles de diseño, aunque quieren seguir manteniendo el secreto ya que barajan diferentes opciones.

“Lo que queremos es demostrar es que un producto reciclado puede ser de calidad y de diseño. La idea final es venderlos

El equipo de Deriva360 quieren llevar el proyecto a otras ciudades, pero primero quieren comprobar que funciona el sistema de recogida en la Ciudad Condal. El gran interés que despierta este proyecto les motiva para seguir adelante y hacerlo extensible a otras ciudades.

La economía circular, la clave

El material para la desintoxicación de los cigarros que utilizará Deriva360 varía dependiendo del nivel de desintoxicación que quieran obtener. Al tener diferentes productos, los materiales serán diferentes. Aunque todos ellos serán para crear algo “de diseño”, lo que le diferencia de sus principales competidores:

“La economía circular está muy de moda y quiero pensar que es porque la sociedad es consciente de que tenemos que cuidar el planeta. En este sentido sí qu tenemos muchos competidores y me alegro de tenerlos”

Hay un tema que tienen muy claro y es que tanto Tengan éxito o fracasen habrá merecido la pena. Esto es emprender. Están aprendiendo mucho y conociendo personas muy interesantes. Quieren verse dentro de 10 años reciclando una buena cantidad de diferentes residuos además de las colillas.

Si quieres más información sobre el proyecto Deriva360, pásate por su página web, también puedes seguirlos en su Instagram o Facebook.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *